jueves, enero 18, 2007

Y EL ARTE, ¿ESO QUÉ ES?

Hace ya varios días, abrí el correo de CPA y me encontré con esta pregunta de Belén Cobeta:

Llevo varias semanas haciendo esta pregunta a amigos y conocidos que o bien muestran interés en el ARTE, o bien son ARTISTAS ellos mismos: ¿Qué es el ARTE?


Hasta ahora, ninguno de ellos, ni el diccionario de la RAE tampoco, me han dado una respuesta satisfactoria. ¿Cómo lo definiríais vosotras?

Así, sin anestesia ni nada. Me puse a pensar en qué podía responderle. Pensé, y pensé, y pensé, y en un instante la solución vino a mi mente como unos faros que deslumbran a la vuelta de una curva:

- Tengo que echarle el muerto a otro.

Así fue como el teléfono llevó mi voz desesperada allende los mares, a la casa de Anonimia. Y así fue también como, tras algo muy parecido a esto (yo soy el de las gafas),



el trece de enero de 2.007, a las diez y media de la noche, en algún restaurante de algún puerto de España, el alto mando de CPA (lo que viene a ser Anonimia y yo) se reunía con carácter urgente para tratar de poner fin a la crisis. Y estas son las conclusiones que se obtuvieron:

Vale, si vamos a ser sinceros, estas son las conclusiones que ANONIMIA obtuvo, mientras yo la dejaba hablar y me dedicaba a la más prosaica pero no menos compleja tarea de ingerir dos enormes porciones de queso Camembert frito con cebolla confitada y una deliciosa ensalada, todo a la vez y sin respirar:

Anonimia: ¿Qué es el arte? Bueno, el autor Noséquénosécuántos que es director de orquesta y bla, bla, bla... (perdonen, trato de transcribir literalmente, pero ya les digo que estaba muy ocupada) dice que el arte implica una intención de comunicar por parte del ser humano.

Susana: Mm.

A: Y no sé si fue Aristóteles, o algún otro, quien dijo que era la voluntad de crear algo bello y armonioso. Así que el arte es algo que el hombre hace con una determinada intención: recrearse, contar una historia, reflejar sus sentimientos u honrar a sus dioses, por ejemplo.

En ese momento yo, que llevaba mi arsenal preparado en el bolso, levanté la cabeza del plato, sonreí, saboreando ya el triunfo (o tal vez fuera la salsa), y esgrimí la copia de un correo que acababa de recibir del artista David Ymbernon, inteligente y amabilísima víctima de mis interrogatorios. Decía así:

Para mí arte es precisamente eso, la no definición a la práctica del término, cualquier cosa puede ser arte y cualquier arte puede dejar de ser obra de arte. Tan importante es el objeto como el artista o como quien lo observa, y hay muchas maneras de observar.

S: Anda, chincha. Si cualquier cosa puede ser arte, no tiene que haber una intención por parte del hombre. Tu teoría hace aguas. Y no me dirás que David Ymbernon no sabe de qué está hablando, porque para eso es su trabajo y muy bien que lo hace.

A: Sabe perfectamente de qué habla. Eso mismo lo dijo Talytal Pascual, que era (aquí viene una larga ristra de estudios y cargos) y también sabía lo que decía.

S: Oséase, que tiene que haber intención humana para que haya arte, pero a la vez no tiene por qué haberla.

A: Ajá.

S: Y un garabato que intenta comunicar es, mejor o peor, arte.

A: Sí.

S: Y una hoja que cae, o un ladrillo en una obra, si te dicen algo son arte.

A: También.

S: Bien, vale. Me solucionas esto y luego vamos a por el asuntillo ese de la mecánica cuántica y la relatividad.


Anonimia sonrió con esa expresión de "tengo la solución pero no te la voy a decir" que, estoy segura, usa para atormentar a sus alumnos sacándoles de quicio. Sintiendo que caminaba sobre arenas movedizas, decidí redoblar el ataque: saqué Memorias de Manhattan, el libro que por entonces estaba leyendo (ya lo he terminado y muy pronto les hablaré de él, merece la pena) y lo abrí por un párrafo que previamente había señalado, y que decía así:

El arte enseña a mirar: a mirar el arte y a mirar con ojos más atentos el mundo. En los cuadros, en las esculturas , igual que en los libros, uno busca lo que está en ellos y también lo que está más allá, una iluminación acerca de sí mismo, una forma verdadera y pura de conocimiento. (...) Lo que le pide uno al arte es la revelación de una máxima intensidad de la experiencia, reducida a sus elementos más puros, condensada en el espacio y en el tiempo, material y simbólica, tangible como una moneda, ilimitada como ella en sus posibilidades.

S: ¿Y ahora qué, eh? ¿Es o no el arte una experiencia condensada? ¿Tiene que haber intención para eso? ¿Por parte de quién? ¿Del artista? ¿Del espectador? ¿Puede que un día algo sea arte y al día siguiente ya no? ¿De qué depende eso? ¿No nos van a traer nunca la carta de postres?

Anonimia, en parte para acallar mi angustia y en parte para acallarme a mí un ratito, me contó el siguiente cuento sufí:

"Dícese de tres hombres ciegos de nacimiento, que discutían sobre los elefantes. Llegando a la conclusión de que poco sabían sobre el tema, resolvieron acercarse a un elefante para investigar , y luego reunirse a compartir sus observaciones, por lo que pidieron a otras personas que los acercaran a algún elefante.

El primero de los ciegos quedó al lado de la pata de un elefante; el segundo, cerca de la trompa; y el tercero, en la parte de atrás. Y los tres se dedicaron a estudiar su elefante con los sentidos de que disponían.

Una vez que los tres llegaron a su propia conclusión, se volvieron a reunir para compartir sus experiencias:

-El elefante es como una gran columna rugosa, maciza, inamovible, que nace del suelo y se eleva, -dijo el primero de los ciegos.

-¡De ninguna manera! -le interrumpió el segundo- De cierto y por mis observaciones puedo decir que el elefante es un tubo flexible que en uno de sus extremos es húmedo.

-¡No discutan! Sin lugar a dudas es el elefante una masa gigantesca y rugosa, sostenida sobre dos columnas que se mueven, y que en la parte superior tiene una soga que se mueve como un látigo".


A: Cuando hablamos de conceptos tan abstractos como al arte, el amor, la libertad, a lo más que podemos aspirar es a practicarlo muchísimo, a vivirlo, y tal vez, con el correr de los años y si somos afortunados, podemos aspirar, como los ciegos del cuento, a vislumbrar una parte de la verdad. Todos a quienes has preguntado o leído tienen razón... en parte.

Ahora, por fín, lo entendía. En realidad todos hablaban de lo mismo, cada uno desde su ángulo particular. Así que era eso...

A: Pero siempre habrá quien te diga que todo esto no son más que tonterías...

Miré a mi alrededor, dispuesta a sacar la cuchara de la tarta y metérsela por la oreja a quien se atreviera a aguarme la fiesta, ahora que por fin me había enterado.

A: ...y llevará razón, también...

S: No me hagas esto...

A: ...porque el ser humano no puede estar tratando siempre con los conceptos así en crudo. Necesita reducirlos a una forma que su mente pueda agarrar... a SU verdad, la verdad particular de cada uno. El arte, al final, es la vivencia que cada cual tiene del arte. No puede ser de otra manera.

Y en aquel momento, por alguna razón, me acordé de Platón y de sus Ideas y de cómo exponía sus teorías contándolas en forma de diálogo con un alumno tonto, y luego vine a casa y me puse a escribir...

Espero, Belén, que si bien si no te hemos servido de mucho, al menos no hayamos contribuído a aumentar tu estado previo de confusión. Simplemente, no damos para más.

Por cierto, ¿y para ti, qué es el arte?


Etiquetas:

22 Comments:

At 20/1/07 12:35, Blogger Davidmh dice...

De tanta profundidad me habéis obligado a quitar temporalmente la obvertura de 1812 de Tchaikovsky (para cañones y campanas).

Eso es lo que yo siempre había pensado. O no. Genial.

 
At 20/1/07 13:17, Anonymous Anónimo dice...

el arte es cuando te cagas de frio

 
At 20/1/07 17:32, Blogger Astronauta Náufrago dice...

"No sé lo que es el Arte, y si lo supiera, no se lo diría". Cuentan que eso es lo que le soltó Picasso a un periodista que le entrevistaba.

Todavía me acuerdo de las dos laaaargas clases que dedicó uno de mis profesores de Estética a intentar explicarnos qué es el Arte. Me temo que todavía se lió (y nos lió) más aún...

 
At 21/1/07 12:30, Anonymous Alvaro dice...

Arte es lo q tu tienes! y lo q hay en mi blog, tambien .....besos!
Alvaro

 
At 21/1/07 17:31, Anonymous Garathor dice...

¡Saludos!

Si alguna vez, atrás en el tiempo, el concepto de arte estaba bien definido,actualmente se encuentra irremediablemente difuso. En mi opinión, podría decir que el arte es cualquier cosa que nos conmueva en un momento y un lugar determinado. Eso sí, siempre y cuando eso que nos conmueve tenga "intención" de ser arte: un amanecer, la risa de un bebé o un jersey calentito en una gélida mañana de Navidad NO es arte. Por ahí, personalmente,no trago.

Y es que yo creo que todos tenemos un visión similar sobre lo que es el arte, aunque lo expresemos con mayor o menor gracia. Como dijo San Agustín sobre el concepto del tiempo: "si no me lo preguntas, sé perfectamente lo que es". El problema surge cuando aceptamos que se puede categorizar el arte en bueno o malo, ateniéndose a unos parámetros concretos. Aquí hay una seria contradicción de base ya que, si aceptamos la naturaleza subjetiva del arte (está en los ojos del que lo mira, deciais por ahí), eso no tiene por donde agarrarse. ¿Cómo lo valoramos?¿por la complejidad técnica?. Si fuese así nadie conocería a Pollock o tantos otros. ¿Por la originalidad, entonces? Lo dudo, porque en ese caso decenas de autores clásicos se habrían olvidado hace tiempo. Supongo que al final solo nos queda aceptar que la única forma de valorar "objetivamente" el arte (ponerle un precio, para qué nso vamos a andar con eufemismos) es por puro y duro convenio. Con todo lo que eso conlleva.

En definitiva, creo que la dificultad de definir el arte radica en que intentamos introducir elementos universales cuando jugamos con el concepto, supongo que por iniciativa de artistas y vendedores de arte que se juegan el pan en demostrar que lo que hacen/venden merece la pena.

Felicidades por un artículo genial en su contenido y redacción. Un gran trabajo, "Susanonimia". :-D

¡Nos vemos!


PD: Mis disculpas por el ladrillazo infame, pero es esto o estudiar Marketing. ^^U

 
At 21/1/07 22:37, Anonymous Davidmh dice...

No sé los demás, pero a mi me encantan los rollos.


y si son para evitar estudiar, mejor. ;)

 
At 22/1/07 04:22, Blogger medussa dice...

echenle un ojo a este arte

http://mutantes-clandestinos.blogspot.com

o no es arte????

 
At 22/1/07 10:09, Blogger Adri. dice...

Enhorabuena por el artículo, su contenido y la forma de explicarlo, como siempre :)

Mi atrevimiento: pues creo que al fin y al cabo estamos analizando el arte utilizando una filosofía empírica, en el sentido de que una misma realidad, en el momento en que es percibida por cada uno de nosotros, se convierte en única (ver Kant).
Y sinó, ya me dirán qué hace esto en medio de una de las salas del Museo de Arte contemporáneo británico y no en los servicios (o esto o yo me confundí ;)

 
At 22/1/07 11:00, Anonymous cobeta dice...

Ante todo, muchísimas gracias por la respuesta a mi consulta. Si bien seguimos sin tener una definición estilo diccionario de qué es el arte, ha sido ciertamente enriquecedor leer vuestras reflexiones al respecto -y las de las personas que han comentado sobre este post.

¿Qué es el arte para mí? Si me hubierais preguntado antes de leer el post os habría dicho que es aquello que de una manera simbólica produce emociones o sentimientos en mí. Ahora, añado matices. Y para cuando alguien me pida que lo explique y me quede atorada, siempre me quedará el recurso del cuento sufi...

¡Muchísimas gracias de nuevo!

 
At 22/1/07 11:14, Anonymous cobeta dice...

¡Por cierto!

Encontré este interesante escrito de Tolstoi, que parece ser se hizo la misma pregunta que hoy nos hacemos nosotros... ...si es que ya lo dice el Eclesiastés: "no hay nada nuevo bajo el sol".

¡Saludos!

 
At 23/1/07 10:36, Blogger Pablo Raposo dice...

Ahora voy yo y bajo a todo el mundo de la nube: el arte es lo que los marchantes/mecenas/intermediarios en general dicen que es arte.

pero, al menos para mí, esto tiene que ser una opinión personal, el Arte (nótese la mayúscula) es un intento por parte del hombre de capturar la belleza que ve, oye, toca, siente en general. ¿Qué ocurre entonces? que si el observador no comparte el sentimiento del artista, entonces no puede ver la belleza que éste quiere mostrar. Una obra de arte es un desesperado grito del artista diciendo: "¿No lo veis? ¿No es maravilloso?"

O al menos, eso debería ser. No soy muy amigo de las vanguardias artísticas, y desde luego no veo arte en un urinario colgado en una pared. Tal vez sea un retrógrado, tal vez tenga razón, pero siempre he pensado que el arte no sólo implica una visión, sino el intento de plasmarla, Y eso conlleva un esfuerzo por parte del artista. Pero un esfuerzo plástico y técnico. un HACER algo. Esculpir. Pintar, Componer o Interpretar, Escribir, Declamar... Por eso, una habitación vacía con luces, un urinario en la pared, una caja con basura... no me parece arte. Porque podemos admirar el arte desde dos puntos de vista. El de lo que el artista nos quiere transmitir, y el de la forma en la que lo transmite. Un boceto preliminar de Miguel Angel me parece más cargado de arte que toda la obra del tipo del urinario. Pero seguramente seré un carca que no entiende el progreso ni las nuevas formas de expresión...

 
At 23/1/07 11:36, Blogger Adri. dice...

No te creas, Pablo... si la entrada al museo hubiera sido de pago y me encuentro el meadero en medio de la sala te aseguro que me enojo (aunque no es la única delikatessen del museo).
Yo no soy muy amigo del arte moderno, pero desde luego esto confirma que, por lo menos a partir del siglo XX, los artistas no buscan la belleza sinó provocar al espectador (como aquel tipo cuya exposición consistía de vísceras y cadáveres).
Sería muy atrevido por mi parte decir qué es arte y qué no lo es. Lo único que puedo decir es qué considero arte y qué no (aunque me pese que obras de este tipo estén en un museo y no en una sala de torturas o en un abocador).

 
At 23/1/07 19:25, Blogger Caminante Oscuro dice...

Mmmm... Que es arte dices mientras clavas en mi pupila tu... ejem perdon creo que no era así, pero ya me entendéis XD. A mi tambien me encantan estas discuciones. Un amigo, estudiante de filosofía, y yo, autodenominado poeta y futuro podcaster, tenemos siempre discusiones sobre nuestra visión del arte. Según él el arte siempre tiene en el interior un mensaje de lucha de clases (un poco rojillo él) y yo digo que el arte puede existir plenamente desligado de mensajes, o que no depende de la existencia de un mensaje concreto para la existencia del arte. Personalmente creo que el arte es algo que, sin necesariamente ir dirigido a nosotros, puede tocar una fibra sensible en nuestro interior, y que es autojustificado, como el ser humano. No necesita justificarse para existir. Merece existir desde el momento en que existe. Bonito post, y la alusión a Platon bastante acertada. Os importaría que os linkase a mi blog (y espero que pronto futuro podcast XD). Un abrazo y seguid así.

 
At 23/1/07 20:54, Blogger Mytho dice...

No lo sé. Todavía no estoy muy convencido.

Arte, siempre lo contemplé como un intento de divinizar lo cotidiano. Ciertamente se requieren de ciertos patrones comunes que separen el arte de la simples manifestaciones personales. En lo tocante a la música, por ejemplo, tengo un amigo que opina que es meramente una cuestión cultural y temporal, pero no estoy de acuerdo. Si definimos cualquier sonido perpetrado por cualquiera so pretexto de expresarse, como en el caso del Rap, entonces líbremente podríamos denominar "Música" cualquier ruido... hasta un ladrido de perro.

Pero Arte, lo que se dice "Arte" dejando de lado la libertad de expresión de otros tantos autores que pretenden decir que lo que hacen es arte, pues... No. No me lo trago tampoco.

 
At 23/1/07 20:57, Blogger Mytho dice...

Al final me he hecho un lío con lo que quería expresar, pero,,, considérese este anterior galimatías como un grito desesperado de alguien que también ignora más de lo que se atreve a aceptar

 
At 24/1/07 11:08, Blogger Pablo Raposo dice...

Lo de la música sí que me supone un problema... Soy bastante melómano, adoro desde la música medieval hasta el postromanticismo y algunas cosas de primeros del XX, pero la tendencia actual en la música "clásica" se me escapa... Supongo que el hecho de no haber estudiado composición será un problema, pero he asistido a conciertos en los que más que música, yo creía escuchar secuencias de ruidos, notas, casi al azar... No podía comprender la estructura, la melodía (si la había)... Y no digamos "obras" como las de John Cage, con sus piezas de silencio absoluto (y lo peor es que se interpretan) o sus obras para órgano que duran 700 años... en fin. Que me sigo quedando con Vivaldi, Bach, Telemann, Mozart, Beethoven, Brahms, Paganini, y por poner un límite, hasta Ravel... Lo posterior (dodecafónicos, estocásticos, aleatorios, etc) los dejo para los que lo entiendan...

 
At 24/1/07 12:50, Blogger Susana dice...

Es curioso que el arte contemporáneo, que por lógica debería ser el más cercano a la gente de ahora, sea el que menos gusta a la mayoría. Curioso, curioso...

 
At 24/1/07 19:09, Blogger Mytho dice...

No lo había contemplado. En verdad que resulta curioso.

No lo sé. algunas mezclas de diseño, interactividad y hedonismo son llamativas, como en los trabajos de Ron Mueck o incluso el de algunos diseñadores de videojuegos.

 
At 26/1/07 08:15, Anonymous ferran cruixent dice...

Hola!

1-
para no alargarme creo que el Arte en sí está íntimamente relacionado con el concepto 'COHERENCIA'. Es decir, no solamente Arte como vehículo de expresión, sinó CÓMO se organiza esa expresividad de forma interesante y sorprendente para el espectador. Cómo romper subtilmente las Reglas intrínsecas del ser humano, cuándo terminar a tiempo. (preguntadle a Mozart mismo)
La Coherencia le da Contenido a la Idea. Por eso la Idea debe trabajarse y limarse, estructurarse, para pasar si acaso de lo 'bello' a lo 'sublime'.

2-
La música del s.XX es como la de todos los siglos. Hay morralla y cosas geniales. Bach fue rechazado en su tiempo en favor de Telemann, autor prolífico con más de 1000 obras. Y os aseguro que a quien Mendelssohn descubrió no fue precisamente a éste último. Y por no hablar del XIX... el siglo que nos ha llenado de mitos inexistentes, como por ejemplo el de 'ser descubierto'. NUNCA ha sido así (preguntadle a Don Dinero). Leopold Mozart fue uno de los primeros Managers de la história, vendiendo por doquier a su hijo prodigio...

Lo difícil que tenemos los compositores 'contemporáneos' es generar estructuras, modelos convincentes. Tenemos doble trabajo. Antiguamente estas estructuras estaban perfectamente definidas: Fuga, Sonata, Suite... y la genialidad residía en romper ese molde subtilmente sin que nos diéramos cuenta.

Una vez creada la Forma, entonces debería empezar el trabajo compositivo para recuperar el equilibrio Razón-Sentimiento. Para muchos termina ahí...

El s.XVII y XVIII fueron para mí los del equilibrio perfecto entre Razón y sentimiento.

El redescubrimiento de los clásicos en el XIX decantó la balanza claramente en favor del sentimiento.

Por eso el s.XX se pasa al otro extremo, a la deriva en busca del eterno ideal de ver la Música como Matemática.

El siglo XXI debería significar el retorno al equilibrio. Lo bueno es que hay gente con ganas de recibir y comprender.

----------

Lanzo una pregunta divertida de Albert Sardà, mi antiguo profe de Estética Musical:
"imaginar que os dejan en una isla Solos, con un tocadiscos, y os permiten escojer sólo a un compositor para pasar el resto de vuestras vidas. A quién cogeríais para no terminar locos?"

Saludos!

ferran

 
At 26/1/07 14:02, Blogger Adri. dice...

Sí, Susana, es curioso... pero con arte ;)

No sé, yo a los 7 años me pasaba tardes enteras escuchando cassettes (pongo el enlace a la Wikipedia por si algún joven que nos lee no sabe qué son ;) de Mozart; no me gustaba nada ni el pop ni el rock ni el jazz, que deberían ser más cercanos a mí.

En cambio, qué me decís de este videoclip? Seguro que os gusta más que cosas más artísticas.
Iba a decir que siempre he estado más cerca del arte "antiguo" que del actual, pero sería generalizar demasiado y encima tampoco sería del todo cierto (aunque la mayoría de artistas que me gustan están muertos).


Respondiendo a Ferran, sin duda, me llevaría a J S Bach.

 
At 26/1/07 18:15, Blogger Mytho dice...

Yo me llevaría a Yoko kanno :)

 
At 26/1/07 20:12, Anonymous ferran cruixent dice...

Siiiiii... J.S. Bach sería el elegido...

Él es el padre de todos nosotros, humildes músicos serviles a su causa y a su sabiduría. No existe ni un ápice de su creación que pueda deshecharse, nunca pretenderemos estar a su altura, y lo mejor: si no eres músico te llega también muy a dentro...

amén (hehehe)

ferran

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Creative Commons License
Las entradas publicadas en este blog están bajo una licencia de Creative Commons. Las imágenes, piezas musicales y textos en los que se indique expresamente esta circunstancia, pertenecen a sus autores.

Wikispaces