jueves, marzo 08, 2007

CONSULTORIO CPA: VIOLINES, CÁNONES Y UN DIRECTOR DE ORQUESTA

Anonimio (que no es la misma persona que Anonimia ni tiene con ella relación alguna que conste a mi conocimiento) nos planteaba una serie de preguntas interesantísimas en los comentarios a esta entrada, en la que hablábamos del Bolero de Ravel. Nos han gustado tanto que nos ha parecido apropiado responderlas en otra entrada. Son éstas:

P: ¿Por qué esto no es un canon? ¿No era que se repetía lo mismo una y otra vez con distintos instrumentos? Esto me parece bastante repetitivo...

R: Cierto, en un canon se repite... pero no todo lo que se repite es un canon (puede ser un potaje de garbanzos, je, je). Un canon es una forma concreta de repetición en la que los distintos instrumentos tocan la misma melodía, pero como "pisándose" unos a otros: cuando uno aún no ha terminado, ya empieza el otro, mientras el primero sigue a su bola, y así todo el rato. Por ejemplo, lo que sigue es un canon. He dibujado (con un pulso espantoso) la línea de la melodía, para que te sirva de guía. Si te fijas, las tres líneas (que corresponderían, en este caso, a lo que canta cada una de las tres voces) son como fotocopias una de otra, pero desplazadas un poco a la derecha (hay una pequeña diferencia en la segunda línea: esas dos notas que están unidas por una rayita por debajo, ¿las ves?, pero es por razones de escritura: al tocarla suena idéntica a las otras dos líneas). Los rectángulos pequeños que aparecen al principio son tiempos de silencio, y a los signos de antes tú ni caso. Ese "desplazamiento a la derecha" significa que cada voz empieza un poquito después que la que le precede. Es como si te juntas con dos amigos, cogéis una misma frase y la leéis los tres a la vez, igual de rápido, pero uno empieza un par de sílabas más tarde que el anterior. Eso sería un canon.



Las tres líneas son idénticas (o deberían).

En el caso del Bolero de Ravel, lo que tenemos son dos melodías que se repiten una y otra vez, pero cada instrumento espera a que el anterior haya terminado con lo suyo, y luego empieza a tocar su parte; así que no es un canon sino una repetición corriente y moliente.

P: El Baremboin ese, ¿pa qué está? No hace nada, solo mira y levanta una mano de vez en cuando.

R: Algún día lo haremos aquí pero, ¿has observado que dos músicos no interpretan la misma canción (aunque la toquen tal cual, sin cambiar las notas) de la misma forma? Cada uno le imprime su estilo personal.
Incluso un mismo intérprete tocará de forma distinta según tenga el día, porque al final de lo que se trata no es de tocar lo que pone en la partitura, sino de usar lo que hay allí para expresar ideas o sentimientos.

Pues bien: ¿sabes cuál es el instrumento del director de orquesta? No, no es el palito (ningún palito). Es la orquesta entera. Como te lo cuento. El trabajo del director consiste en "tocar la orquesta", en usarla como si fuera un instrumento y conseguir que exprese lo que él quiere. Más adelante escucharemos también la misma partitura en la versión de directores distintos: verás qué diferencia. Para dirigir, por supuesto, hay que saber un montón sobre todos los instrumentos que integran la orquesta, sobre armonía, sobre Historia de la música y sobre música en general. Los estudios de dirección de orquesta son los más largos de todos los del conservatorio: un instrumentista debe estudiar quince años (en España) para terminar la carrera; para director de orquesta creo que anda por los veinte.

Entonces, ¿por qué parece que el director se pasa el concierto rascándose la barriga?
Porque en realidad se lo pasa (casi). Verás: cuando llega ese día, él tiene que tener ya todo el trabajo hecho. Cuando realmente suda la gota gorda es en las semanas (o meses) de ensayos que preceden al concierto. Ahora bien, el día del concierto, ya cada músico sabe lo que tiene que hacer, y el director se limita a recordar determinados detalles.

Me acabo de acordar de un chiste:

"- ¿Qué puedes hacer si un flautista es un inútil y no sabe tocar su parte?
- Le das dos baquetas (los palitos de tocar la percusión), lo pones al fondo y lo llamas percusionista.
- ¿Y si es demasiado tonto hasta para hacer eso?
- Le quitas una baqueta, lo pones al frente y lo llamas director."

Naturalmente, este chiste circula entre los flautistas. Cuánta crueldad, je, je.

P: ¿Suena distinto porque suben el tono? (En referencia al final del Bolero).

R: Je, je... Lo de preguntar por qué suena distinto ha sido una maldad mía: aún no se ha dicho en el curso, pero quería picarles la curiosidad. Me alegro de haberlo conseguido... Sí, es lo que tú dices (¡enhorabuena!). El proceso se llama "modulación" (hablaremos de ella más adelante) y, en este caso, consiste simplemente en lo siguiente: se repite la misma melodía, pero dos notas más aguda.

Y me dejo la mejor para el final...

P: ¿Por qué coñio hay tantos violines en proporción al resto de instrumentos?

Respecto a esta tenía mis dudas pero, como suele decir Remo, "tan importante es saberlo como tener el correo del que lo sabe", así que hemos preguntado a los expertos: el compositor Ferrán Cruixent (el cual les tiene guardada una sorpresa a ustedes, lectores... ya verán, ya verán), y el también compositor y profesor Daniel Mateos, director y editor de Filomúsica. Ambos acudieron a la llamada de socorro amabilísimamente y en cuestión de minutos, además (Ferrán, Daniel: mil gracias, de verdad). Y esto es lo que nos han dicho.

(NOTA: en mi pregunta, yo hacía referencia a qué pasaría si en vez de poner tantos violines los sustituímos por clarinetes, por ejemplo).

Dice Ferrán:

Una orquesta tiene 4 familias de instrumentos, según el COLOR, TIMBRE, etc.

1-Cuerdas: Violines, Violas, Chelos, Contrabajos

2-Madera: Flautas, Oboes, Clarinetes, Fagots

3-Metal: Trompas, Trompetas, Trombones, Tuba

4-Percusión: Timbales, Marimba, Platos...

Pero hay un factor muy importante: el VOLUMEN.

En las Cuerdas se suelen repartir:

14 Violines I (Función de Soprano)

12 Violines II (Función de Soprano/Contralto)

10 Violas (Función de Tenor / Contralto)

8 Chelos (Función de Bajo)

4 Contrabajos (Función de Doblaje del Bajo)

En cambio en las demás familias hay normalmente 1 o 2 ejemplares de cada (excepto las trompas y los trombones). Cada familia es como un Coro, es decir, que dentro de cada una cada instrumento desempeña función de Soprano-Contralto-Tenor-Bajo (S-A-T-B). (Nota de Susana: la A correspondería a Alto o Contralto. A veces a esta voz se la llama de las dos maneras).

Flauta (S)
Oboe (A)
Clarinete (T)
Fagot (B)
Trompas (Contralto-Tenor)
Trompeta (S)
Trombón (Tenor-Bajo)
Tuba (Bajo)


Si en vez de 14 Violines primeros, pusieras 4, te aseguro que apenas los oirías si no compensas el resto. ¿Sabes como las columnas del Partenón, que se construyen torcidas para engañar al ojo y que parezcan rectas? Pues esta distribución piramidal (14-12-10-8-4) es la que nos da el sonido más equilibrado entre todas las partes. Hay también formaciones menores, pero siempre respetando al máximo las proporciones (por ejemplo 8-6-4-3-1) y reduciendo entonces sobre todo los metales.

Compara el cuerpo de resonancia de un Contrabajo con de un Violín. Necesitas más Violines para llegar a la equivalencia.

Y eso se da porque las cuerdas, sobre todo las cuerdas, tienen una propiedad que por ejemplo el Piano no tiene: La SUMA de 2 Violines (o Chelos, o Violas) siempre resulta un sonido NUEVO, diferente, además de más fuerte. Acústicamente se multiplican y empastan en una nueva creación acústica.

Pon 50 Pianos y no va a sonar ni diferente, ni mucho más fuerte que 1 Piano solo. Pon 50 Violines juntos y van a sonar totalmente diferente y con muchísimo más volumen que uno solo.

Cambiar así "a saco" Violines por Clarinetes...hmmm ¡ni lo intentes! Porque 50 Clarinetes no consiguen el cambio de empaste que las Cuerdas. Para eso se tiene que arreglar el conjunto, o sea, reorquestarlo para Banda de Viento, o algo así.

Resumen: Cuestión de EQUILIBRIO (10 trompas por ejemplo se comen a 10 violines. Si pones 10 trompas, vas a necesitar 20 Violines, pregúntaselo a Wagner, heheheh).

¡Hay tantos violines porque se reparten 2 voces, claro! No son 26 tocando lo mismo, como ya te habrás percatado... Y como la segunda voz no suele ser tan importante, pues no hace falta poner el mismo número de violines en cada grupo. Un poquito más en los violines primeros te dará algo más de relieve natural, sin tener que forzar el sonido.

Por su parte, Daniel Mateos puntualiza:

Efectivamente, en las bandas de música se sustituyen los violines por clarinetes. Sin embargo, por la construcción del clarinete se pierden algunos armónicos que sí están presentes en el violín, por lo cual el sonido del violín es muy especial y lleno. No tengo conocimiento de que haya una razón en especial por la que los compositores hayan ido configurando una plantilla orquestal donde aparecen muchos violines y pocos clarinetes, aparte de por la propia cualidad sonora de uno y otro instrumento. Sin embargo, te puedo dar mi opinión: El sonido orquestal del violín es totalmente diferente al de un violín sólo, debido a que existen sutiles desafinaciones entre los violines cuando tocan la misma nota, lo cual configura un espectro armónico que da lugar a ese sonido tan orquestal de la cuerda. Un sonido difuso, con cierta aleatoriedad, que evita la monotonía de la onda sonora del sonido puro, del sonido de un violín sólo.

Anonimio, espero que te hayamos aclarado un poquito el gazpacho. Si te surge alguna otra pregunta, o hay algo que no hemos dejado claro, aquí nos tienes.

2 Comments:

At 11/3/07 13:47, Anonymous Anónimo dice...

Bien Susana, todo perfectamente explicado( hasta creo que lo entendí y todo...)
Que honor una entrada para mis preguntas¡¡¡¡ me ha hecho bastante ilusión, es que es la primera vez (y lo de la ilusión va en serio)
Solo me queda la duda de si los violines que hacen de soprano(imagino que serán los que tocan las notas más agudas) y los que hacen de soprano/contralto(no tan agudas), sólo se diferencian en lo que tocan o si ademas están afinados de forma distinta. La verdad es que al entrar los violines le da un toque ummmmmm como decirlo....... ¿meloso? jaja, quien me oiga....

Por cierto, en las imagenes aereas del concierto se ve todo tan ilídico, todo verde, la gente calladita, la musica acompañando, pero, ¿donde habrán metido todos los coches de esa gente? lo menos habrá 200 o 300 personas, jeje

(La celesta suena como un casiotone, jajaja)

Sí tengo relación con Anonimia, una relación de odio y celos a la vez, me puse el nombre a ver si se me pegaba un poco la sapiencia, pero va ser que no....
No te celes, Susano sonaba peor y te lo mereces tanto o más ((al menos por el caso que me hiciste)podías haber quitado las palabras mal sonantes que puse, que verguenza por dios).

Bicos

Fdo: Anonimio

 
At 12/3/07 17:44, Blogger Susana dice...

Los violines son idénticos, aunque tocan notas distintas, como tú bien dices. No hay "violines soprano" y "violines contralto", como sí ocurre con otros instrumentos (como el saxofón, por ejemplo, que se construye en distintos tamaños): son todos iguales.

No quité las palabras malsonantes porque no quería tocar tu texto, y además, me hicieron mucha gracia...

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Creative Commons License
Las entradas publicadas en este blog están bajo una licencia de Creative Commons. Las imágenes, piezas musicales y textos en los que se indique expresamente esta circunstancia, pertenecen a sus autores.

Wikispaces