lunes, enero 08, 2007

ABRIENDO LAS OREJAS

Miren lo que nos han traído los Reyes Magos: un ejercicio ideado y diseñado para CPA Musical Training por la mismísima Anonimia, que aún no tiene conexión a internet y lo que te rondaré morena, pero que para esto de inventar actividades es mucho más rápida y para colmo un auténtico genio. La redacción, los pequeños detalles y la elección de las obras son mías: espero no haber metido mucho la pata.

El ejercicio tiene sus partes, tres para ser más exactos. No es necesario que las hagan todas el primer día, pero sí es fundamental que, cuando lo retomen, empiecen siempre desde el principio. Si no, no sale. No se preocupen: cuanto más repitan, más fácil les resultará, menos tiempo les llevará y más cosas nuevas descubrirán.

Uno: las orejas y el mundo.

Elija un momento en el que pueda atrincherarse solo en casa, en el mayor silencio posible y sin nada urgente que hacer en la próxima hora, más si le apetece. Desconecte la televisión, la radio, los teléfonos y el timbre de la puerta. Esta hora es para usted: que nada ni nadie se la estropee. Qué caray, se la ha ganado.

Acomódese en su sillón favorito, el sofá, la cama, dondequiera que esté cómodo y en la postura que prefiera. Eso sí, si va a utilizar la música que vamos a proporcionar en CPA, asegúrese de tener el ordenador cerca. La primera vez, trate de acordarse de memoria (son dos cosas y media, verá qué facil), pero tenga la pantalla a mano como chuleta. Si ve que al principio no se acuerda, puede hacerlo con los ojos abiertos, pero el resultado no será tan bueno.

Cierre los ojos. Inspire profundamente, llenando cada rincón de sus pulmones. Inspire de nuevo. Mantenga los pulmones llenos durante unos instantes, concentrándose en la sensación del aire inflándolos. Espire. Ponga dos dedos en su muñeca y note su pulso. Inspire en el tiempo que tarda en sentir cuatro pulsaciones. (Si sentir el pulso le resulta desagradable, como a mí, simplemente cuente despacio hasta cuatro). Retenga el aire en sus pulmones durante dos pulsaciones. Espire en cuatro pulsaciones. Mantenga los pulmones vacíos dos pulsaciones. Inspire en cuatro. Mantenga llenos dos. Espire en cuatro. Y así suscesivamente, que dirían Gomaespuma, hasta que se note totalmente relajado.

Concéntrese en sus pies, e imagine que están desapareciendo. Ya no los tiene, no los siente. Siga con las piernas, hasta las rodillas. También desaparecen. Si nota que pierde la concentración, vuelque su atención en la respiración: cuatro, dos, cuatro... Cuando se relaje de nuevo, siga haciendo desaparecer su cuerpo: desde las rodillas hasta las ingles, de ahí a la cintura, brazos, pecho, cabeza.

Ahora que nos hemos librado del cuerpo impertinente, podemos concentrarnos de verdad. Céntrese en los sonidos que le rodean. Estamos tan habituados al ruido que nuestro cerebro, para protegerse, se ha acostumbrado a no escuchar. Le sorprenderá la cantidad de sonidos que pueblan su entorno: el ventilador del ordenador, el murmullo de la calle, el frigorífico, algún vecino que abre el grifo, un pájaro o un perro en la calle... Pase el rato que necesite tratando de percibirlos individualmente, no como un murmullo indistinto sino como sonidos separados. Ahora présteles atención: ¿cómo son? ¿Diría usted (según su propio criterio) que son sonidos agudos, medios, graves? ¿Suenan mucho tiempo, o son cortos? ¿De qué está hecho lo que suena: metal, cristal, líquido, madera? ¿Es algo que vibra, que es golpeado, o frotado...?

Aquí termina la primera parte del ejercicio. Si no la apetece seguir o no tiene tiempo, puede dejarlo ahora. Abra los ojos y despierte poco a poco a su cuerpo: mueva un poco los pies, las piernas, los brazos... No se levante de golpe: podría marearse. Tómese su tiempo. Enhorabuena: ha dado su primer gran paso en su entrenamiento musical. Vuelva pronto...

Dos: álbum de fotos personal.

¿Ha decidido seguir? ¡Estupendo! Ahora empieza lo divertido.

Concéntrese de nuevo en su respiración. Piense en imágenes y deje que fluyan por su mente. No trate de recordar o imaginar nada: déjese llevar. Si dejan de fluir, concéntrese de nuevo en la respiración y volverán. Le vendrán imágenes de todo tipo: programas de televisión, escenas de su vida diaria, películas, recuerdos, fotografías... Deje que pasen todas y vaya seleccionando las que pertenecen a su vida cotidiana: el momento en que abre la puerta de casa al volver del trabajo, su mano accionando el contacto del coche, el rostro de su pareja, el de su jefe, el de los compañeros de trabajo; su pie tocando el suelo cuando se levanta de la cama, el árbol que ve cada día en su camino...

Escoja una de estas imágenes y explórela a fondo. ¿Qué detalles observa (sombras, lunares, hojas, gestos...)?¿Qué tacto tiene lo que está tocando? ¿Cómo huele en ese momento? ¿Qué sonidos hay? ¿A qué sabe (si está comiendo)? ¿Qué temperatura tiene? Haga lo mismo con el resto de las imágenes.

Vuelva a escoger una imagen. Concéntrese en ella mientras encucha la siguiente obra:




¿Qué matiz adquiere la imagen? ¿Es ahora melancólica, nostálgica? ¿O tal vez divertida, como una parodia? ¿Absurda? ¿Danzarina?

Repita el proceso, con la misma imagen y las siguientes obras (u otras que usted prefiera) y observe qué ocurre, cómo una misma situación puede ser comedia o drama según la música que se le ponga (frase en honor de Woody Allen).








































Si tiene tiempo y le apetece, puede escuchar de nuevo las obras con otra de sus imágenes, seguramente obtendrá matices distintos. Si repite el ejercicio, puede escoger otro tema: imágenes de películas, recuerdos...

Tres: lo mismo, pero al revés.

Escoja la obra u obras que más le hayan gustado e imagine qué imagen/es le pondría. ¿La escena final de Casablanca? ¿Un insecto molestando a un caballo? ¿Un bufón haciendo cabriolas? Como siempre, ya sabe, póngale detalles.


Espero que se hayan divertido. Yo me lo he pasado pipa redactando la entrada, más que nada por el tremendo atracón de música que me he dado mientras buscaba la más apropiada. No les he contado nada sobre las obras, y ha sido intencionado, para no condicionarles. Pero en una entrada próxima desvelaremos el misterio...

12 Comments:

At 10/1/07 18:33, Anonymous Niggle dice...

Muy divertido. Algunas de las canciones que salen creía que era el único que las escuchaba. :D

 
At 10/1/07 22:49, Blogger Susana dice...

Pues no, ya ves que éramos dos. Bueno, tres con el compositor, je, je.

 
At 11/1/07 18:32, Blogger Jorenob dice...

Saludos

Muy buenas canciones. Debo decir que Kenji Kawai me ha tocado la fibra sensible. A mi me gusta sobretodo las canciones que compuso para un anime llamado Patlabor. Es tan bien muy ambiental y aunque son cortas las canciones están muy bien.

Y bueno, tanto Rhapsody In Blue, que hace nada estaba acordándome de esa canción -por Fantasía 2000- como el Gymnopedie de Saite, son algunas de mis canciones favoritas.

Muy buena selección, iré escuchando poco a poco todas las canciones a ver que ideas me van sugiriendo.

 
At 12/1/07 08:44, Blogger Susana dice...

Jorenob: ya he puesto a bajar el tema principal de Patlabor, a ver qué tal. La que he puesto aquí me encanta, me quedé prendada de ella cuando vi la película.

Me alegro de que hayamos atinado con tus canciones favoritas, de entre tanto que había para elegir. Si cuando las vayas escuchando te apetece contarnos qué se te ocurre, por disparatado que sea, ya sabes que tienes los comentarios y el correo a tu disposición.

 
At 12/1/07 19:42, Anonymous Andreito dice...

Hola, vengo aquí por recomendación de Remo, de CPI, y he de reconocer que su recomendación estaba sobradamente justificada. ¡Qué gustazo!

Desde hoy estais en mi lista de favoritos.

 
At 12/1/07 20:31, Anonymous Anónimo dice...

Todo esto estaría bien si no se escogieran las cuatro obritas que hasta nuestro perro conoce, de tanto que salen en los anuncios. ¡¡Hay vida más allá de la Marcha Turca de Mozart y del Preludio a la Suite nº 1 de Bach!! Y existen obras bellísimas. Lo juro. Ah, Niggle: no te sientas excluido. Hay 18.000.000 de personas que escuchan diariamente estas "canciones".

 
At 13/1/07 13:13, Anonymous Niggle dice...

Para empezar creo que las canciones están de acuerdo con el titulo del post y su objetivo, a mi me parece una selección muy correcta, y es muy distinto oír una canción en un anuncio que escucharla por ti mismo.

Nos vemos :)

PD: Cuando me refería a canciones que creía que solo escuchaba yo me refería a la ost de GITS o a this is halloween de pesadilla antes de navidad, que aunque son muy conocidas no 1,8x10^6 personas las tienen en su ordenador y las escuchan comúnmente.

 
At 14/1/07 02:09, Anonymous Anónimo dice...

1.8x10^6 no es 18millones. Hombre, que es mas facil escribir 18000000 que darselas de ingeniero y cometer errores. En cuanto al post, muy bueno.

 
At 15/1/07 00:55, Blogger Astronauta Náufrago dice...

Me acabo de enterar de ésta serie a través de CPI, lugar que antes frecuentaba más, y ahora muy de vez en cuando lamentablemente.
Gracias, porque soy un analfabeto musical (cosas de la educación y cultura de este país), y aunque intento por todos los medios ponerle remedio, con explicaciones como ésta da verdadero gusto bucear en la música clásica. Tened por seguro que os visitaré asiduamente a partir de ahora.

 
At 16/1/07 04:27, Anonymous Garathor dice...

Mis más sinceras felicitaciones a las autoras del artículo. Tan sutil parece la diferencia entre "oir" y "escuchar" que a menudo nos olvidamos de ella.:D

De vez en cuando, nunca está de más dejar de sufrir la soledad y usarla para llevar a cabo ejercicios como estos, ya sea con música clásica, folk gallego o doom metal. Para mí hay pocos momentos más placenteros que aquellos en los que me olvido de todo y me pongo el "Nebraska" de Bruce Springsteen. Nadie debería privarse de experiencias así. :D

Por cierto, me han encantado todos los temas que habeis elegido. Hasta el de Danny Elfman me ha tocado la fibra sensible :-D. Yo, por mi parte, añadiría un fragmento de la Tosca de Puccini muy cortito pero que siempre me deja pasmado: "E lucevan le stelle". La versión cantada por Pavarotti es mi preferida. Ale, ahí lo dejo para quien le interese. ^_^U

¡Nos vemos!

 
At 16/1/07 10:45, Blogger Susana dice...

Muchas gracias, Garathor. Estoy totalmente de acuerdo contigo, en todo.

 
At 8/5/09 12:54, Anonymous Rockatansky dice...

Lista de las canciones en Spotify (falta la de Kenji Kawai):

http://open.spotify.com/user/rockatansky/playlist/0T6pFQ4lDVeEiJzlX3hFnL

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Creative Commons License
Las entradas publicadas en este blog están bajo una licencia de Creative Commons. Las imágenes, piezas musicales y textos en los que se indique expresamente esta circunstancia, pertenecen a sus autores.

Wikispaces