viernes, noviembre 24, 2006

LOS DÍAS DE NUESTRAS VIDAS

Hoy se sucederán como cada año (digo yo, igual resulta que no) los homenajes y recuerdos, especialmente en internet, a un maravilloso tipo de Tanzania; probablemente uno de los peor vestidos de la Historia (aunque hay cada aspirante al título que...) y músico de una creatividad, sensibilidad y técnica apabullantes. Quince años después de su fallecimiento (el veinticuatro de noviembre de 1.991) aún somos muchos los que tenemos todos los discos de Freddie Mercury y no nos cansamos de escucharlos (lo que me parece un filtro de calidad bastante aceptable: también somos muchos los que tenemos la obras completas de Bach, pero a ver quién, dentro de quince años, y no digamos ya de dos siglos y medio, conserva la discografía completa de Patricia Manterola).

Una de las cosas que más me admiran de Freddie y Queen es que hicieron, como lo más natural del mundo, canciones que se podrían tocar a la Macarena en La Madrugá (que sí, Procession, del disco Queen I), otras que cabrían en la banda sonora de Sin Perdón ('39, en A Night at the Opera), algún charlestón (el divertidísimo Seaside Rendezvous, en el mismo disco), y muchas, muchas, con claras influencias clásicas (la inconmensurable Bohemian Rhapsody, You take my breath away, Teo Torriate...). Y además con una calidad tal, que introducen una estrofa en japonés, otra con la guitarra dando caña y a continuación un coro de niños (Teo Torriate, final) y a uno le parece una sucesión lógica y hasta necesaria, como si no hubiera podido ser de otra manera.

La otra cosa es su capacidad de expresar con la misma intensidad el más profundo abatimiento, la soledad absoluta que impregna todas y cada una de sus canciones, y una incombustible afirmación de la vida y la alegría. Hasta tal punto incombustible, que dos de las canciones de Queen en las que resulta más evidente la fuerza vital de Freddie, Ride the wild wind y Show must go on, pertenecen a la época en que su salud estaba ya bastante pachucha.

Al mismo disco que las dos anteriores, Innuendo, pertenece también These are the days of our lives, cuyo vídeo fue el último que haría Freddie antes de morir, y con el que CPA se suma humildemente al recuerdo de este enorme e irrepetible músico. La parte pastelosa del vídeo original ha sido cortada (gracias a Dios y a Rodolfo15, quienquiera que sea) y sustituída por imágenes de Queen y Mercury:




A veces tengo la sensación
de estar de vuelta en los viejos tiempos.
Hace mucho,
cuando éramos niños, cuando éramos jóvenes.
Las cosas parecían tan perfectas, ya sabes.
Los días eran interminables,
estábamos locos, éramos jóvenes,
el sol siempre estaba brillando,
vivíamos solo para la diversión.

A veces parece como si últimamente, no sé,
el resto de mi vida haya sido solo un espectáculo.

Aquellos fueron los días de nuestras vidas.
Las cosas malas en la vida eran tan pocas.
Aquellos días ahora han pasado, pero una cosa es cierta:
cuando miro y descubro
que aún te amo.

No puedes volver atrás el reloj,
no puedes volver atrás el tiempo.
¿No es una pena?
Quisiera volver una vez, en una vuelta de noria,
a cuando la vida era tan solo un juego.

No sueles sentarte y pensar en lo que hiciste
cuando puedes retreparte y disfrutar a través de tus hijos.
A veces parece como si últimamente, no sé...

Mejor reclinarse e ir con la corriente,
porque estos son los días de nuestras vidas:
han fluído con la velocidad del tiempo.
Estos días ya han pasado, pero algo queda:
cuando miro, y no encuentro ningún cambio.

Aquellos fueron los días de nuestras vidas.
Las cosas malas en la vida eran tan pocas.
Aquellos días ahora han pasado, pero una cosa es cierta:
cuando miro y descubro
que aún te amo.

Etiquetas: ,

7 Comments:

At 24/11/06 10:23, Anonymous Jorenob dice...

Queen para mi es uno de los mejores grupos de la historia, además de tener unos discos de estudios tremendamente trabajados y cuidados, la voz de 3 octavas y media de Freddie Mercury con los coros de Brian May y Roger Taylor, y las canciones, no todas, pero muchas son grandes canciones seguro que consiguen que dentro de bastantes años, a la gente le siga gustando. Además como bien has dicho, utilizar todas esos trozos de obras clásicas en el rock y que queden tan bien solo se podría hacer si son buenos músicos.

Estoy seguro, me niego a creer que pase lo mismo con Bisbal y co., menuda desilusión sería.

Un saludo.

 
At 24/11/06 23:06, Blogger Susana dice...

Pues sí. Un detalle: no metían trozos de obras clásicas. Esas partes que suenan como si las hubiera escrito el mismísimo Chopin las compusieron ellos. Impresionante, ¿eh?

 
At 25/11/06 10:40, Blogger Proyectodefilosofo dice...

Aunque no pertenezco a la generación de Queen siempre me han gustado, tengo un par de discos suyos y es verdad que resisten(y resistiran) al olvido.

Y como bien dices, veremos quien recuerda a gente como Bisbal y compañia. ¿Alguien se acuerda hoy en día de las Spice Girls?

Yo, tras años de tratamiento, ya no.

 
At 22/12/06 09:02, Blogger Rodolfo-15 dice...

bueno se ke no creeras pero yo hice ese video jejeje yo soy rodlfo 15, chekalo en mi nick jejeje, bueno gracias, lo subire a rapidshare luego

 
At 23/12/06 02:32, Blogger Susana dice...

Gracias a ti, Rodolfo, por el estupendo vídeo.

 
At 23/12/06 02:34, Blogger Susana dice...

Y por cierto, muy completo tu blog sobre Queen.

 
At 30/12/06 11:44, Anonymous Daniel dice...

Saludos, simplemente el mejor grupo!!!

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Creative Commons License
Las entradas publicadas en este blog están bajo una licencia de Creative Commons. Las imágenes, piezas musicales y textos en los que se indique expresamente esta circunstancia, pertenecen a sus autores.

Wikispaces