martes, abril 03, 2007

IDEAS PARA ESTAS VACACIONES (AHORA EN SERIO)

No hace falta, para nada, ser creyente para disfrutar de la música religiosa, igual que no hace falta serlo para apreciar la arquitectura de una iglesia. Y esta Semana Santa pueden comprobarlo si quieren (ambas cosas), porque tenemos en España dos ciclos de conciertos de lujo, lujo, en ubicaciones también de lujo. Y, si son creyentes, no hay excusa para no ir.

Por un lado, está la Semana de Música Religiosa de Cuenca. Este festival lleva en pie desde 1962, que se dice pronto. Suelen programar músicas que difícilmente se pueden escuchar en otro sitio. Traen a los mejores intérpretes con las mejores obras, y además cada año encargan a algún compositor una obra especialmente para ellos (este año dos, a cuál con mejor pinta). Han encontrado la manera de aunar en sus programaciones musicales la audacia con la elegancia exquisita. Este año, además, tiene especial interés en el contexto visual de la música, por lo que habrá interesantes montajes visuales en determinados conciertos. Actuarán el Gabrielli Consort, el Orfeón Donostiarra, Schola Antiqua y muchos más. Por si fuera poco, el pianista Ivo Pogorelich también estará. La mayoría de los conciertos son gratuítos o a precios irrisorios. Pueden ver un pequeño resumen de las novedades aquí.

Nunca olvidaré la primera vez que escuché un concierto de la SMR de Cuenca: fue por Radio Clásica (todos los años lo retransmiten) y yo era prácticamente una adolescente. Tuvieron las narices de poner a una orquesta a interpretar una misa de Tomás Luis de Victoria, compositor abulense del Renacimiento y considerado por muchos el mejor que ha dado España, y el Cuarteto para el Fin de los Tiempos de Oliver Messiaen, una obra contemporánea extraña y sobrecogedora. Pero lo tremendo fue que las tocaron a la vez, intercalando los movimientos de una y de otra. El resultado era im-pre-sio-nan-te.

Por si necesitan más razones, Cuenca es una ciudad de una belleza tremenda. Merece la pena ir solo por pasear a la orilla del río, y no digamos ya por visitar los sitios donde se celebran los conciertos. Un consejo: vayan con tiempo, porque hay zonas donde las calles son muy estrechas y las procesiones (esas procesiones tan especiales de Cuenca) las taponan totalmente. Con tiempo y sin tacones, aviso.



Por otro lado, está el Festival de Músicas Contemplativas de Santiago de Compostela. Es aún un bebé (este es su segundo año), pero han empezado fuerte. Este año traen, atención, a Hespèrion XXI, uno de los más aclamados (y con razón) grupos de música antigua del mundo; y a la Grande Chapelle, otro de los grandes. Entre otros.

La idea del Festival es hacer una fiesta tanto musical como arquitectónica, por lo que también se han preocupado de celebrar los conciertos en lugares especialmente interesantes. Y en Santiago hay para elegir...



Etiquetas: , ,

2 Comments:

At 3/4/07 14:39, Blogger Yahuan dice...

Hola, vengo de CPA, pero me paso de vez en cuando por el resto de la familia, y la verdad, tengo que comentar, porque me encantó el post de "Apadrina una palabra", está genial todo, y si fuese editora te publicaría los libros, claro que si.

Este post ya no me va tanto, más que nad porque hoy por hoy creo que no tengo planes de visitar Cuenca o Santiago de Compostela, pero igualmente, un gran blog.

 
At 3/4/07 18:40, Blogger Mytho dice...

Siempre he pensado que lo mejor que ha dado la religión (en este caso particular...) es la música y la arquitectura. No puedo dejar de maravillarme ante las manifestaciones arquitectónicas como a bien tienes recomentarnos, y a pesar de mi acusado desdén por la religión establecida, mi corazón no deja de saltar al escuchar su música... lo único divino que le concedo.

¡Genial Post Susana!

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Creative Commons License
Las entradas publicadas en este blog están bajo una licencia de Creative Commons. Las imágenes, piezas musicales y textos en los que se indique expresamente esta circunstancia, pertenecen a sus autores.

Wikispaces