viernes, septiembre 29, 2006

¡QUE ME ASPEN!

Jueves veintiocho de septiembre. Doce de la noche. Un cincuenta por ciento del equipo CPA (el que ahora les escribe) está estudiando en casa. Descanso. A ver si hay suerte y ponen una buena serie en la tele, de esas de mucho misterio. Ya que no me permiten tirar el aparato por la ventana, voy a poner de mi parte a ver si nos hacemos amigos. Plic, encendido. Anda, qué plató de entrevistas más chulo. Anda, un señor hablando bien de la piratería. Anda, qué mirada tiene el tipo. La mirada de la gente que tiene algo que decir. ¡Pero si está en la tele...!

El de la mirada, según pude averiguar después, era el escritor Ray Loriga, y estaba entrevistando a (y no siendo entrevistado por, como pensé en un principio) una chica rubia que resultó ser Christina Rosenvinge. El programa, al parecer, se llama Carta Blanca. Es nuevo y funciona así: cada semana, un personaje conocido distinto lleva a los artistas que más le gustan y los entrevista. También puede elegir las actuaciones musicales.



Ray Loriga no es entrevistador, y se le notó. Pasaba de un tema a otro para volver al primero; hablaba, a veces, tanto o más que sus invitados. Pero a quién le importa, cuando todo lo que dice vale la pena. La entrevista con Christina Rosenvinge (lo que pillé) fue una conversación bastante sesuda sobre el estado de la industria discográfica. Al final, lo resumía Loriga con estas palabras de Churchill: "Cada revolución es un cincuenta por ciento de desastre y otro cincuenta de oportunidad".

La siguiente entrevista, al grupo Marlango, derivó en una amistosa charla entre cuatro personas (los tres del grupo y el presentador) que saben de lo que hablan, sobre el proceso creativo, los porqués y los cómos de hacer arte. Las preguntas eran las de cualquier entrevista, pero siempre daban lugar a pequeños y muy fructíferos debates. Una delicia.






Para terminar, el escritor Enrique Vila-Matas, amigo desde hace milenios de Ray Loriga. Y eso fue su entrevista, una conversación entre amigos: sin hablar de nada pero hablando de todo, llena de pequeños guiños, de recuerdos, de inesperadas profundidades.




En cuanto a las actuaciones, pché. Es algo personal: la forma de cantar de Christina Rosenvinge y, sobre todo, Leonor Watling, me saca de quicio. Cantan sin impostar para nada la voz, es decir, sin hacerla resonar en los huesos de la cara. Repito: es algo totalmente personal. Probablemente a ellas les gusta así y yo no soy quién para decir lo contrario. Pero me ataca los nervios.

No sé qué derroteros tomará el programa, pero teniendo en cuenta que tienen previsto llevar a personajes como Alejandro Jodorowsky, inventor de la psicomagia, a Juan Tamariz, y a unos cuantos más de los de siempre, me van a perdonar si este es el penúltimo que veo. Por una vez ha sonado la flauta y la televisión no ha sido el trasto estupidizante que suele. Pero no nos acostumbremos...


Etiquetas:

3 Comments:

At 29/9/06 18:29, Blogger Mytho dice...

No es tan mala la TV… apagada.

No, en serio, como me gusta conservar el equilibrio de mi sistema nervioso a punto, y preferiría llegar a mi vejez sin influencias estupidizantes, evito escrupulosamente ver el 95% de los brodrios que presentan a diestra y siniestra. No obstante, existen algunas alternativas que valen la pena por completo. Existía en México un canal independiente, el canal 40 con quizás una programación no tan variada, pero lo que tenían compensaba con creces la poca diversidad que programaban. Especialmente algunos programas de debate político (sin ser una persona que se interese demasiado por la política, ese programa me atrapaba) donde se dedicaban a desmenuzar en vivo, al invitado en turno, de cualquiera de los partidos políticos vigentes.

Desgraciadamente ese tipo de programas resultan terriblemente incómodos para muchos, de manera que después de diversos tipos de presión, terminaron cerrando el canal.

También veo una que otra serie de anime xD

 
At 29/9/06 21:55, Blogger Susana dice...

No sé si conocerás la "Suite televisiva op. 83" de Les Luthiers, en la que hacen una especie de presentación de la programación. Esta es la del programa cultural:

"Continuando con su ciclo de difusión cultural, Televicio ofrece un nuevo aporte para la cultura del pueblo.

"Cultura para todos, Literatura, Artes plásticas, Conciertos, Danza, Dactilografía... Para el enriquecimiento espiritual de toda la familia"

Vea "Cultura para Todos" en su horario habitual DE LAS TRES DE LA MAÑANA."

En España, ese es el problema de los poquitos programas de calidad que se hacen... si es que se hacen. Igual no me crees: aparte de Pokémon, que me parece aburridísimo, ni siquiera hay anime en horario infantil. Lo han sustituído por programas de cotilleo. Normalmente, la oferta televisiva se reduce a lo mismo y lo mismo pero peor.

 
At 28/10/07 02:10, Blogger Bianca Bowie dice...

que te pasa.... !!!! loriga es genial... todo lo que hace es genial!!!-...pues!..como la gente no se cuenta?...

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Creative Commons License
Las entradas publicadas en este blog están bajo una licencia de Creative Commons. Las imágenes, piezas musicales y textos en los que se indique expresamente esta circunstancia, pertenecen a sus autores.

Wikispaces