viernes, agosto 17, 2007

PARA TODOS LOS NIÑOS GRANDES. RATATOUILLE.



Cuando me gusta tanto algo, dudo seriamente si no estaré intoxicada de nuevo con una nueva descarga de estos torrentes hormonales que desagradablemente te hacen llorar con Bambi o estallar en cólera contra una bolsa del supermercado porque tiene el asa rota o porque no cabe todo lo que has comprando, momento oportuno en el que tímidamente, la dependienta te advierte…¡aquí tiene más bolsas!

Pero al parecer o todo el cine estaba imbuído por el mismo y desastroso estado emocional o Ratatouille es sin duda una gran película del género de la animación…y del de la comedia…y del de acción…y del romántico….y vale ¡ya lo dejo!

Esta es la segunda vez en toda mi vida que veo que el público de un cine se arranca espontáneamente a aplaudir (y voy todas las semanas). La primera vez fue en el estreno de Tesis, de Amenábar. Sin duda nos impresionó mucho a todos, pero era el estreno y en este caso es normal… (aunque si soy sincera yo me quedo con la controvertida Abre los ojos que ha pasado sin pena ni gloria). Pero esto es tema para otro post. La segunda fue el otro día, un jueves a las 8 de la tarde, la sala medio llena, la película que no empezaba pues tenía problemas con la proyección. Y sin embargo consiguió arrancar unos sinceros y efusivos aplausos.

Veréis, voy a confesarles un pequeño secreto: soy una de las personas más viciosas que conozco, estoy enganchadísima al vicio del cine. Suelo irme a alguno grande, si abunda la versión original pues mejor que mejor. Y me dejo llevar total y absolutamente por mi intuición. Es increíble la capacidad de acierto que he desarrollado en estos últimos años. Pero esta película no ha sido un acierto sino un hallazgo.

Jamás leo la opinión de los críticos. ¡Jamás!. Nunca antes de ver una película. Tienen el don de descuartizarla. Y la sinopsis... ¡huy, quita, quita! (por cierto, hay un monólogo en forma de carta interesantísimo hablando de los críticos). Me meto en el cine a pelo, sin protecciones ni miramientos. Y si escucho decir algo a alguien salgo disparada en dirección contraria. Por ello, mientras hacía este artículo, buscaba y buscaba información y vídeos para poneros aquí…y luego lo he pensado mejor. ¡¿Cómo?! ¿y qué me han hecho a mí los lectores para que les haga aquello que tanto detesto?. Así que abajo les dejo toda la información en los enlaces.

Desde mi punto de vista la única información relevante que necesitan saber es: ¡VAYAN AL CINE YA! ¡Y NO LLEGUEN TARDE, NI SE LES OCURRA! El principio no es bueno, ¡es espectacular!

Han introducido un pequeño corto memorable llamado Lifted que está relacionado con el argumento de la historia. No pueden perdérselo.


Elementos importantes de la película:

La risa:

Te ríes y te ríes sin parar, hasta que te duele el estomago. Te ríes como cuando eras pequeño, con los músculos sueltos, sin control, con esa risa bobalicona que sale del centro del estómago como un nudo que se afloja, y que acaba en un infinito "¡Aaaaaaay!". Te sorprendes a ti mismo a carcajada limpia en el silencio y la oscuridad del cine, pero no puedes evitarlo. Intentas controlar lo que es inútil controlar, procuras reírte más flojo. Pero nadie se vuelve, el resto está igual que tú.

Los Diálogos:

Muy inteligentes. Plantean problemas morales, dilemas emocionales, críticas ingeniosas. Es decir, su hijo (si lo tiene) se lo pasará pipa, pero en algunos momentos usted romperá en un estallido y verá como su hijo se reirá más fuerte que usted; lo hacen siempre que no saben por qué se ríen los mayores. Así que, lamentándolo, esta es una peli para niños grandes.

El ritmo:

Es trepidante, no te deja ni respirar un momento, estás absorto todo el rato en la película.

Los valores:

Ensalza valores como la amistad, la ternura, el amor y la superación de uno mismo, en parte es una historia del típico sueño americano, pero sin tener que soportar lo que yo llamo “beso de vaca”. ¿Que no sabe a qué me refiero? Prefiero no describírselo, usted imagíneselo... ¡sí! baboso, muy baboso. Ese efecto ñoño tan logrado en infinidad de veces por Walt Disney que no tendrán que soportar aquí…¡Uff!


La productora:

PIXAR: Es importante el nivel técnico que están alcanzando las películas de animación. Cualquier escenita, cualquier personaje lleva horas y más horas de trabajo de todo un equipo de creadores. Es casi imposible hacer películas de animación de forma independiente por la cantidad de trabajo, personal y tiempo que se necesitan, por ello es de agradecer que una productora invierta tanto tiempo y dinero en productos que aparte de ser altamente rentables además tengan esta calidad y buenos guiones.

De ella podemos destacar películas como Buscando a Nemo, Monstruos S. A., Los Increíbles o Toy Story.


El director: Brad Brid

¿Quién este señor? Pues para que todos ustedes digan "¡Ah!" rápidamente les diré que es el director de Los increíbles.


Branden Bird nació el 24 de septiembre de 1957 en Kalispell, Montana y, ojo al dato, hizo su primera película de animación a los 11 años y la acabó a los 13.

A la edad de 14 años Walt Disney ya se fijo en el chaval, prometedor sin duda. Bird fue apadrinado por el legendario animador Milt Kahl, uno de los Nine Old Men (nombre que recibían los más veteranos animadores del estudio).

Bird se graduó en CalArts y allí conoció al que sería el futuro cofundador de Pixar, John Lassseter. Entró a trabajar en Disney, pero lo dejó pronto y fue contratado por Klasky-Csupo en 1989. Colaboró en el desarrollo de Los Simpson. Allí trabajaría durante algunos años más como consultor ejecutivo. Posteriormente, trabajó en otras series animadas como El crítico, El rey de la colina o Family Dog.

Por fin Warner Bros lo contrató, y digo por fin, porque aquí desarrollo una de las películas más hermosas que se han creado en el mundo de la animación, a la que sin duda dedicaremos un apartado completito. Esta obra maestra es El gigante de hierro. Pero esta película no tuvo tanta difusión por parte de la Warner como otras de sus obras (¡una lástima, sin duda!) y pasó casi inadvertida.

Fue contratado por John Lassater para dirigir Los Increíbles por la que recibió un Óscar a la mejor película de animación en 2005.

Bird también ha trabajado en varias ocasiones con Steven Spielberg, participando tanto en Cuentos asombrosos como co-escribiendo el guión para la pelicula de acción real Nuestros maravillosos aliados.

Las otras pelis de Bird:

Los Increíbles.


De las tres es la que menos me gusta. Pero la verdad, es que eso no es un desprecio. Me encanta, me lo pasé genial y se la recomiendo a todos, pero creo que llego un poco tarde y doy por hecho que ya la han visto todos. Además, tras el Oscar recibido, estoy segura que también han oído hablar de ella hasta la saciedad, así que no voy a repetirme más. Les dejo información en los enlaces.

El gigante de hierro.

Esta obra pasó de largo hasta para mí. No se la promocionó suficientemente. Hace unos dos meses que me la mostró un amigo ¡Claro que él es animador! Es una verdadera belleza del cine de animación.

Una de las cosas que más me gustaron es que está realizada en un formato de animación heredero de la mejor estética Hanna- Barbera que evoca una gran sencillez y delicadeza, llena de esquematismo sin descuidar la profundidad de los personajes. Muy apropiado para contar una historia llena de segundas lecturas, una dura crítica a la violencia legitimada y llevada a cabo por los países en su afán de protegerse.

Está ambientada en una América inmersa en plena Guerra Fría, y la cuenta a través de la amistad que un niño hace con un robot venido del espacio.

La trama es una obra de orfebrería argumental. Los personajes son tratados con ternura, desde el corazón, planteando situaciones que huyen de bochornosas y melancólicas moralinas. Un equilibrio perfecto entre la fantasía infantil y el drama, que acaba en una bocanada de aire fresco, quitando peso a situaciones poco convencionales como una madre soltera, un joven chatarrero con alma de artista o un representante del gobierno obsesionado que ve enemigos por todas partes en un afán desastroso por ascender en su carrera.

Evidentemente, tanto Los Increíbles como Ratatouille (de la que he salido fascinada) son películas con un mayor presupuesto y una importante puesta en escena. Pero, si de mi dependiera, hoy el Óscar lo tendría esta pequeña joyita del cine. Más sencilla, más modesta, pero con un impecable y brillante desarrollo.



Enlaces:

Ratatouille

A los que les gusta saber qué es lo que van a ver, aquí lo tienen: todo el argumento bien destripadito y servido con juegos, vídeos y todas la farfolla adicional que quieran.

disneylatino.com

Más allá de Orión por Dragón Negro.

Vídeo You Tube

Vídeo You Tube (trailer 2)

Los Increíbles:

Psichokiller corporation por Nodens

La butaca

Vídeo You tube: Los Increíbles burbuja


El gigante de hierro:

Spaulding's blog

Todo Cine

Etiquetas:

4 Comments:

At 20/8/07 20:50, Anonymous rvr dice...

Ahhhh, Brad Bird, ese monstruo de los guiones. Por lo visto va a hacer una peli con personas de verdad. El gigante de hierro es una de mis pelis de animación favoritas. Ratautille me gustó mucho, sobre todo después del fiasco de Cars, pero tendría que verla otra vez porque no la pondría al mismo nivel que Los increíbles.

 
At 21/8/07 03:54, Blogger AnonimiA dice...

Gracias por la información, procuraré verla sin duda. Por lo pronto Brad se está portando como un campeón, y sin duda para mi El Gigante de Hierro es un peliculón, aunque alguien proteste, tanto como Mononoke, El viaje de Chihiro, o otras de mis muy preferidas El Castillo Ambulante. Pero bueno como gustos colores.
¡Qué quede claro que si la comparo con Miyazaki, es mucho!

 
At 21/8/07 13:43, Anonymous rvr dice...

Miyazaki también me gusta mucho, la calidad de sus animaciones y las historias son fantásticas. Quizás demasiado fantásticas al compararlas con las de Bird.

Por cierto, en octubre de este año se cumplen 50 desde que el Sputnik fue puesto en órbita. No estaría mal que pusieran el Gigante de hierro por alguna cadena de televisión.

 
At 22/8/07 00:08, Blogger AnonimiA dice...

Desde luego sé que mi comentario es muy atrevido sin duda. Son películas que nada tienen que ver. Tampoco se parecen entre sí ninguna de las pelis da Brad.
Y si estaría bien, muy bien que la pusieran en la tele, en el cine o donde fuera y con la excusa que sea.
Un saludo

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Creative Commons License
Las entradas publicadas en este blog están bajo una licencia de Creative Commons. Las imágenes, piezas musicales y textos en los que se indique expresamente esta circunstancia, pertenecen a sus autores.

Wikispaces